TODAVÍA TE…

 

Ahora me recordarías como la rara, me pensarías como la que nunca llegó a ser. Pero te conozco y, directamente, no me pensarás. O, bueno, a lo mejor, sorprendentemente, me recordarás, simplemente te acordarás de mí, mi cara se te hará familiar.

En cambio a mí, tus ojos se me hacen dulces. Tu pelo corto tan perfectamente desmelenado que apetecía coger a cada instante, a cada sueño… se echa de menos. Y tu voz no se fue, se ha quedado dormida en mi cabeza preparada para ahogarme.

Y llegó el desembarque. Te vi por babor en nuestra calle más emblemática. Tu voz resurgió y tu recuerdo hizo agonizar hasta a los pilares más sensatos. Hiciste desaparecer mi razón. Otra vez.

Golpeaste a mi corazón de la peor forma posible, sin hacer nada. Conseguiste ocultar mi suelo y ni hiciste el esfuerzo de frenar mi caída. Me abandoné para encontrarte.

Y ahora no me encuentro más.

Ahora sólo siento. Vuelto a sentir.

Todavía te siento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s