DIJISTE QUE NO OLVIDABAS

Dijiste que no olvidabas.

Fueron tantas cosas bonitas las que describiste que nunca me las acabé de creer, siempre te taché de mentiroso. Porque transformabas la más pequeña gota de agua en el mayor de los océanos.

Dijiste que no olvidabas y contigo pasé de ser polvo a ser alegría. Pero sin ti, no volví a ser polvo otra vez, pasé a ser la nada, el vacío absoluto.

Dijiste que no olvidabas pero yo tenía razón, olvidaste. Yo fui, simplemente, una gota de agua en la nada y tú un mentiroso al que jamás acabé de creer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s