NO ME PREGUNTES

Pero si me preguntas cómo estoy sin ti, te diré que genial.

Pero eso no significa que no te busque en cada esquina que paseamos, que no te encuentre en los rincones de mis pensamientos, que no aparezcas en mis sueños sin avisar. No significa que no te echo de menos.

Significa que lloro una vez al día, en vez de dos. Significa que te pienso tres cuartos. Significa que el dolor ya se ha hecho parte de mí.

Significa que puedo engañarme, mirarte a los ojos y, apenas, sobrellevar la situación sin que se note que me duele todo. Porque ya no sólo me duele el corazón, duelo. El dolor se convirtió en mí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s