INSTRUCCIONES PARA VIVIR

Hace poco descubrí el simbolismo del agua y el color azul. El agua nos hace la vida posible y, a la vez, dolorosa. Nos salva, nos permite ser felices. Nos llena de vida, pero nos hace saber que todo es temporal, finito.

Yo creo que somos como el agua. Somos quien, al final, decidimos que vida tener. Podemos elegir entre lo bueno o lo malo, entre ser valiente o cobarde, entre arriesgarlo todo o nada. Elegimos mientras fluimos en una sociedad aliena a tu persona, a tu individualidad. Así que te propongo algo… vive.

INSTRUCCIONES PARA VIVIR (para ser agua)

Primero de todo, la composición. El agua se encuentra en todas partes del mundo, pero no toda es igual. Si no, ¿para qué tantos tipos, tantas marcas? No todas saben igual. Por lo tanto, no seas como los demás, la diferencia es lo que te hará único. Ser tú mismo, te hará más libre, más feliz. Las personas estamos compuestas de valores, principios, gustos, experiencias, sueños y dudas, y así nos convertimos en lo más importante, en nosotros.

El segundo paso es crucial. El agua es necesaria para los seres humanos. Un agua intoxicada destruye todo a su alrededor e intoxica a cada gota que con el tiempo cae del cielo. Así que, elimina todo lo que te hiera, todo lo que te haga mal sin ser necesario. No vivas en un ambiente tóxico, no vivas para ser tóxico. Dale una patada a todos los pensamientos negativos. Aprende de lo peor que te ha pasado, para ser alguien mejor.

A continuación, busca el recipiente adecuado. No es lo mismo una botella de plástico, que un vaso, una lata o una piscina. Y no es lo mismo un arquitecto, que un médico o un cocinero. Es decir, nosotros tampoco somos iguales. De manera que, encuentra tu pasión, eso con lo que disfrutes, eso que te llene, que te haga sentir. Una vida sin pasión, no es vida. Tu pasión, será tu botella por donde te deslices con el paso del tiempo.

Pero es necesario ser consciente de que cuando introduzcas el agua en el recipiente caerán gotas, porque la vida es dura y habrá errores, caídas, fallos y dolor, pero hay que poder seguir adelante. Cuanto más tiembles, cuanto más miedo tengas, más agua caerá, así que esfuérzate y motívate día a día, para ser capaz de seguir adelante con tu pasión. Pero, por suerte, siempre podremos usar un embudo que te ayude, igual que esas manos que están allí en los momentos más difíciles para ser tu apoyo incondicional.

Y nunca olvides que una botella puede acabar agujereada. Así que asienta las bases de tu pasión, construye las paredes sobre las que podrás vivir tu sueño. No empieces por el tejado.

Para ir finalizando, recuerda que el agua es algo esencial y maravilloso, así que consérvalo. No seamos estúpidos, no dejemos de cuidarnos a nosotros mismos, no dejemos de respetarnos. Por lo tanto, confía en ti mismo, déjalo ser y algún día todo llegará. No hay prisa, esa pasión, esa magia que hay en ti no desaparecerá, simplemente estará allí esperando y preparada para salir.

Pero, sobretodo, saborea cada gota. Disfruta del momento, porque ya no existe. Cada segundo que pasa, es un instante fugaz. VIVE TU VIDA, PORQUE NO HAY OTRA.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s