NO TE ACOSTUMBRES A MÍ

No te acostumbres a mí. Yo simplemente te advierto. Porque no voy a ser lo mejor que pase por tu vida, ni lo más amable, ni lo más bonito…

No te acostumbres a mis rarezas porque acabarás odiándolas. No te acostumbres a mis ojos porque te parecerán vacíos. No te acostumbres a mi cuerpo porque ni a mí me agrada. No te acostumbres a mis palabras porque ni yo las entiendo.

Y es que el acostumbrarte a mí nos llevará al olvido y dejaremos de ser un posible infinito. Sólo recordarás mi nombre y quizás mi olor, pero olvidarás que sentimos porque te olvidarás de mi rostro, de mí. Como quien olvida cuando llovió por última vez, que olvida porque ni siquiera le importa saber o recordar.

Exacto, no te acostumbres a mí, porque ni siquiera te importará. Ni siquiera te importaré.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s