FALLIN’ OUT

Odio la categorización de personas. No hay buenos ni malos. Todos somos una mezcla de antónimos. Hasta el más optimista se pasa noches llorando y el más pesimista sonríe.

El problema está en descubrir cómo es uno mismo. Y yo lo tengo muy claro, no lo sé. Soy esa persona que apoya y acompaña a la gente diciendo frases como “tú puedes”, “cree en ti mismo”, “si lo quieres, ve a por ello y será tuyo” o “no hay imposibles”. Y creo en todas estas frases, creo en todas esas personas que se levantan cada día retándose a ellas mismas para, simplemente, ser felices. Pero, también, soy esa persona que no sólo no se aplica el cuento, sino que se machaca cada día y que confunde el realismo con el negativismo.

En mi interior, luchó contra mí misma para ver quién dice la gilipollez más grande, para ver quién me hunde más en la mierda en la que vivo. Y lo peor es que soy consciente de todo esto, sé que lo que pienso de mí misma no llega a ser real pero aun así  mi mente no me deja actuar, no me dejo ser mejor.

Y delante de las personas parece sencillo aparentar esa normalidad, esa sonrisa constante. Pero por dentro estoy rota, en pedazos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s