ETIQUETAS

Todos llevamos etiquetas en algún momento. Todos fuimos presos de los prejuicios. Y nosotros también pusimos etiquetas a las personas en apenas segundos. Conscientes o no, al final todos lo hicimos.
Pero el problema llega cuando tú mismo te etiquetas. Porque parece muy sencillo pasar de los adjetivos con los que te pueden calificar los otros. Parece muy sencillo arrancar el precio que “aparentas” tener. Pero parecer nunca fue una buena palabra.
Cuando uno mismo es quien se etiqueta, quien acepta cada palabra mal sonante que llega sobre ti, todo se complica. Te pierdes entre ficción y realidad, olvidas lo que era creer en ti y te obsesionas en cada papel que te cuelga.
No importa cómo te etiqueten, al final quien decide llevar esa etiqueta eres tú.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s