CARTA AL AMOR

Hola, ¿Cariño?, ¿Cielo? La verdad es que no sé como llamarte. Realmente no conozco tu nombre.

Por ahora serás… Amor. Porque al fin y al cabo de eso se trata, de amar, no de querer.

El querer es posesivo. Está bien “querer” algo, yo siempre quise ser bailarina, sacar buenas notas, … Es algo ambicioso, egoísta, pero como estamos hablando de mi futuro, está bien. Pero no se puede tener un amor posesivo, como no se puede encerrar la libertad. Porque ahí aparecen los celos, y ¿eso es amor? ¿No confiar en esa persona a la que tanto estima tienes es amor? No. Es un cariño, un sentimiento, cientos de emociones, pero no amor.

En cambio, amar es mucho más que eso, es confiar en esa persona. Porque cuando amas a alguien, lo amas con todo y lo que quieres es que sea feliz. OK, déjale ser feliz, y si no quiere serlo a tu lado, si no podéis confiar el uno en el otro. Chau! El amor se fue.

Amar es libertad, es felicidad, es dificultad, es facilidad, es mucho. El amor está lleno de contradicciones y sin sentidos. El amor es vida y es eso que nos unirá en algún momento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s